Legumbres, alimento completo

Decir que la #legumbre es el alimento más completo es algo arriesgado. El único alimento completo que existe en la naturaleza para el ser humano es la leche materna durante los primeros seis meses de vida. Desde ese momento, y en adelante es preciso incorporar nutrientes en distintas proporciones para alcanzar el equilibrio nutricional.

¿Por qué Tu Web de Nutrición afirma que el más humilde de los alimentos, la legumbre, es el alimento más completo?

legumbre alimento completo
Legumbre, alimento completo

Por su composición nutricional. La composición media de las legumbres es:

58% de hidratos de carbono 20% de proteínas y 1-5% de lípido.

Además, contiene cantidades perfectas de fibra alimentaria, minerales (calcio, magnesio y hierro) y las vitaminas, entre las que destacan la vitamina A y las del grupo B.

Podemos mejorar la calidad nutricional de las legumbres. De hecho, nuestras tatarabuelas ya sabían cómo hacerlo. Combinaban las legumbres con los cereales para aumentar la calidad de sus proteínas (te lo contábamos aquí). Las cocinaban con buen aceite, le añadían pimiento u otras hortalizas, ricas en vitamina C. Con un poco de carne, o de jamón, o pescado, aumentaban la biodisponibilidad de ese hierro de origen vegetal (hablábamos sobre el hierro aquí). Todo ello, efectivamente, convertía un plato de legumbres en el alimento más completo.

Por la gran variedad y disponibilidad. En la dieta mediterránea las legumbres más consumidas son lentejas, alubias, garbanzos, soja, guisantes y habas. Salvo los guisantes y las habas frescos, que son estacionales, se pueden conseguir buenas legumbres todo el año. En España podemos encontrar legumbres con Denominación de Origen Protegida que nos garantizarán su calidad excepcional.

Por su versatilidad. Las legumbres admiten una gran variedad de recetas. En frío, en formas de ensaladas de legumbres. Por ejemplo, el tradicional “empedrat”,  que contiene alubias con ensalada y bacalao, perfecto para llevarte en el #tupper, o una ensalada de lentejas.

Se pueden consumir enteras pero también son el argumento que hacen del cocido un plato extraordinario. Suavizan y dan cuerpo y alimento a los purés.

Como ingrediente principal combinan tanto con carnes como con pescados.

Como alimento procesado, la industria alimentaria ha hecho de la legumbre una fuente de proteínas que complementa las dietas cuando no se obtienen suficientes proteínas de origen animal.

La legumbre es la forma más económica de consumir proteína. Y por fuera poco, ya sabes, si quieres las comer, si no las dejas.

Vivan por siempre los #platosdecuchara.

¿Te ha gustado este artículo? Comenta, nos encanta saber tu opinión. Compártelo en tus redes sociales.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: