Ideas para cenar pescado

Tu Web de Nutrición te da una lista de ideas para cenar pescado. En algunos puntos de nuestra geografía el pescado es la asignatura pendiente. Nos produce una pereza inmensa limpiarlo, no sabemos cómo cocinarlo y, muchos aborrecimos la consabida rodaja de merluza de menú escolar de la generación de E.G.B.

O peor aún, tuvimos la mala fortuna de encontrar una espina inoportuna que nos hizo ser gatos escaldados de por vida y temer por siempre todos los pescados del mundo. No se trata de engañar a los niños permanentemente disfrazándoles el pescado con una capa de rebozado, sino de buscar recetas que sean variadas y que nos permitan cambiar a menudo. Queremos ayudarte con recetas muy sencillas para cocinarlo y comerlo, porque sabemos que el pescado, especialmente el azul, es muy necesario para tu salud. Contiene fósforo, yodo, proteínas de gran calidad y ácidos grasos Omega 3 naturales. ¡A por ellos!

Debes tener mucho cuidado en retirar todas las espinas antes de ofrecer cualquier tipo de pescado a un niño pequeño. A los niños de todas las edades te recomendamos darles pescado «fácil», es decir, lo más limpio posible, para que no le tomen manía de por vida por una mala experiencia con una espina.

CABALLA AL HORNO CON AJO Y PEREJIL.

La caballa (verdel, jurel,…) es un pescado azul muy económico de carne consistente y muy rica en hierro. Pide en la pescadería que te arreglen los filetes (muchísimo mejor si dejan la parte de la tripa intacta y la abren por la parte de la espina). Unta con aceite de oliva una bandeja para horno, pon los filetes de caballa con la piel hacia abajo, previamente sazonados al gusto, con sal y pimienta y con una cucharita reparte una picada de ajo y perejil. Con 10 o 15 minutos de horno a 180 grados tienes un plato sabroso  y fácil de preparar. Combina a la perfección con un puré de patata y un pimiento del piquillo, por ejemplo.

SALMÓN AL MICROONDAS

Compra filete de salmón cortado en supremas. Si encuentras una buena oferta, puedes comprar medio salmón o un salmón entero, según necesite tu familia, y congelar lo que no necesites. En un plato apto para microondas unta con unas gotitas de aceite la base, coloca una porción de filete de salmón con la piel hacia abajo. Sazona con sal, pimienta, orégano y eneldo y aliña con muy poquito aceite. Tápalo con una tapadera apta para microondas para evitar salpicaduras y cocina a potencia máxima durante 6 – 8 minutos según el grosor del pescado (te recomendamos comprobar la cocción a los 6 minutos e ir cociendo según lo necesite, es preferible que no te quede seco). Acompáñalo con una ensalada refrescante y una tostada.

BOQUERONES FRITOS

Admitimos que son un poco más laboriosos que las otras recetas, pero son un capricho que de vez en cuando nos alegra la cena a todos. Limpia las tripas y retira las cabezas y la espina de los boquerones para que te queden los filetes. Sazona, pasa por harina y fríe en aceite de oliva. Un tomate aliñado con aceitunas y una rebanada de pan hacen de este plato una alegría.

Ideas para cenar pescado

MERLUZA CON VINO BLANCO

Pide en la pescadería que te arreglen la merluza en filetes (insistimos en esta presentación, los filetes son la opción más fácil de preparar y de comer cuando hay niños o personas mayores). Sazona, pasa por harina la merluza. En una sartén buena (es importante para no necesitar tanto aceite), fríes dos ajos con a los que has dado un golpe para quebrarlos. En ese aceite, fríes los trozos de merluza por los dos lados ligeramente y, antes de terminar la cocción, añades un vaso de vino blanco y espolvoreas con perejil picado. Deja evaporar todo el alcohol del vino. De primer plato, una  crema de verduras, puede acompañar a la suavidad de este plato.

BACALAO EN ESQUEIXADA

Este es un plato que hace grande a la cocina catalana. Requiere un poco de preparación previa, porque en la víspera hay que dejar en remojo el bacalao desmigado sobre una rejilla para que la sal quede depositada sin tener contacto con el bacalao. Por la mañana hay que cambiar el agua. Para preparar la esqueixada, se debe escurrir bien el agua, secar bien con un paño limpio de cocina. En una fuente se mezcla el bacalao con tomate natural rallado, un diente de ajo picado muy finamente, aceite de oliva abundante, aceitunas negras (las de Aragón quedan estupendas), corregir de sal, añadir pimienta y orégano. Algunas versiones añaden pimiento rojo en trocitos, cebolla, etc. Pero esta forma tan básica potencia el sabor del bacalao. Acompañar con unas hojas de lechuga, aún mejor, escarola, y una rebanada de pan de hogaza o de «pa de vidre»

Estas cinco recetas, con sus variaciones (puedes cambiarlo por el pescado de oferta, o el más fresco, o uno que te guste más) , pueden darte ideas para las cenas de casi dos semanas. Te invitamos a que nos dejes tu receta especial de pescado para una cena, probaremos las que nos resulten más interesantes y las compartiremos en nuevos posts de recetas: aprender de la cocina de los demás nos hace más grandes a todos.

Puedes escribirnos un mail a info@tuwebdenutricion.com, suscribirte a las entradas y compartir en las redes sociales:

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: