Planificar menús semanales

¿Qué tal se te da planificar menús semanales? La vuelta de las vacaciones nos cuesta mucho a todos. No sólo por la vuelta al trabajo, sino por la organización que eso supone para las personas que se encargan de comprar y cocinar para su familia y, lo peor, saber qué hacer en cada comida.

Tu Web de Nutrición quiere hacerte un regalo: una plantilla para planificar menús semanales. Podrás descargarla en pdf mediante el enlace que adjuntamos al final de esta entrada.

¿Cómo funciona? La plantilla no es más que un calendario en blanco con los días de la semana y un espacio para las comidas más habituales del día: desayuno, comida, merienda y cena. Si sueles hacer una media mañana, puedes escribir bajo el desayuno.

En la imagen puedes ver cómo se empieza a planificar el menú:

En primer lugar, deberías ubicar los acontecimientos que pueden alterar los horarios o los tipos de comida, como por ejemplo una reunión, una clase de gimnasia que te obligue a llevarte la comida al trabajo o la paella en casa de tu madre.

(haz clic en la imagen para verla a tamaño completo)

planificador menú semanal

Como ves, en este ejemplo hemos trazado los rasgos generales de un menú. No especificamos el tipo de verdura, no especificamos el tipo de pasta, ni qué forma de cocción pensamos utilizar para la carne. De esta manera, faltaría adaptarlo a nuestra forma de cocinar.  Por ejemplo, la pasta y el pescado podrían ser unos espaguetis con salsa de tomate de primero y una merluza al horno de segundo o bien una lasaña con salmón.

No hemos querido especificar el menú concreto para que seas tú quien adapte esta plantilla a tus necesidades y preferencias y también a las ofertas que encuentres en el mercado. Porque a partir de esta plantilla puedes escribir tu lista de la compra y modificarla si es preciso si encuentras un buen producto.

En el caso de que tus hijos coman en el colegio, puedes utilizar su menú para decidir qué comer en la comida en casa y redondearlo con la cena.

¿Y el desayuno? Puedes consultar la serie de posts que dedicamos a esta importante comida del día para que desayunes como un rey o una reina. Y la merienda debe ser ligera, está bien un lácteo y un poco de pan con un embutido ligero en grasa, o bien un bocadillo si necesitas una buena dosis de energía para afrontar una tarde de deporte. Un plátano y unas galletas, un queso fresco con membrillo, una fruta si vas a cenar temprano también estarán bien. Huye de prefabricados, de bollería industrial y de patatas fritas y otras chucherías que no te alimentan.

Ya te hemos dado muchas pistas, ¿aún así se te hace cuesta arriba? Recuerda que Tu Web de Nutrición te ofrece un servicio de elaboración de menús personalizados.

Enlace directo a plantilla de Planificador de menús

Comparte esta entrada, sólo tienes que hacer Clic:

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: