Contando calorías: ¿Desayuno para niños?

Hablando con una maestra de niños pequeños me preguntó si pensaba hablar de desayunos para niños. Me expresaba su preocupación por algo que estamos haciendo muy mal los padres, y tiene que ver con la fruta, tiene que ver, concretamente, con la comodidad. Para corroborar esta información contactamos con la Nutricionista-Dietista Cristina Abadía, que en la actualidad está ejerciendo su profesión en el Colegio Canigó de Barcelona. Cristina nos cuenta que lo más importante es que el desayuno se convierta en un acto familiar, siempre que los horarios de todos lo permitan. También nos habla de algo que es muy importante, que es respetar los gustos de todos, tratando de ofrecer la variedad suficiente para que los niños salgan de casa bien alimentados o, incluso, propone que se lleven el desayuno al colegio si no pueden terminarlo en casa. Nuestra compañera, Cristina Abadía también nos recomienda hacer el desayuno del fin de semana algo diferente, dedicarle un tiempo que es bueno para todos.
Entrando en materia de nuestro Contando calorías, el de la fotografía sería un desayuno cómodo para ofrecerle a un niño, la leche, el cacao, la magdalena. Hemos adornado este desayuno con una fruta, por si acaso a alguien se le ocurre mirar la foto sin leer la información de este post. La mera realidad es que los niños no suelen desayunar fruta. Algunas escuelas recomiendan con muy buen criterio que los niños lleven fruta para el desayuno, un par de días por semana como mínimo. Pero no es obligatoria, y muchos padres dejan de hacerlo a mitad del primer trimestre.
Desayuno para niños
La magdalena de la fotografía fue comprada en una gran superficie. Estaba etiquetada como Casera. Sus ingredientes, harina, huevos frescos, aceite vegetal, harina de trigo, azúcar, leche en polvo reconstituida y un impulsor (levadura química) un conservador (sorbato potásico) y aromas. Nuestra recomendación es que la bollería que se consuma sea casera. La diferencia, además del sabor y la frescura de todos sus ingredientes, es, principalmente, la calidad de la grasa que contienen. En casa las magdalenas pueden hacerse con aceite de oliva (si se prefiere un sabor más suave se pueden hacer con aceite de girasol). La etiqueta de las magdalenas que compramos para hacer este post ofrece una información que oculta, seguramente que el aceite utilizado es de palma, por ejemplo, que contiene grasas saturadas, muy nocivas para la salud de un niño. Además, las magdalenas, tanto las caseras de verdad como las «caseras» de supermercado, contienen mucho azúcar.
Bueno, ¿qué suele suceder en muchos hogares? Se apura la hora de acostarse, los niños se levantan tarde y les cuesta desperezarse. Les dejamos en la mesa un vaso de leche con cacao y les metemos en la mochila lo más rápido, la magdalena, porque nosotros también apuramos la hora de ir a dormir y el tiempo por la mañana se esfuma a gran velocidad.
El cacao contiene un 70% de azúcar, y un contenido en acidos grasos saturados escaso. No aportan, en general, grandes cantidades de nutrientes, aunque las etiquetas nos prometen que sí lo hacen. A los niños no les cuesta quemar esas calorías si son activos, pero si les dejamos pasar horas frente a dispositivos electrónicos, probablemente les estemos convirtiendo en adultos obesos.
¿Cómo mejoraríamos este desayuno? Recomendamos que los niños tomen la leche sola habitualmente, el cacao debería ser una excepción, por el gran aporte de azúcar a la dieta. Lo mismo sucedería con la magdalena, que recomendamos sustituir por otra forma de hidrato de carbono, como el pan. Porque los cereales de desayuno son una trampa azucarada, como el panal de rica miel de la fábula archiconocida. Esta ración (30g) de maíz inflado con miel tiene 7.5 gramos de azúcares (azúcar, jarabe de glucosa), además de los hidratos de carbono, que son 18.5g.
Desayuno para niños
Recomendamos, como siempre, leer con criterio las etiquetas de los productos que se consumen, especialmente cuando éstos están destinados a los niños.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: