Contando calorías: Desayunar pan

Desayuno perfecto

Después de dar vueltas durante algunos días en busca de un desayuno completo y ligero, porque estamos contando calorías, llegamos al final de esta serie de posts, con una gran realidad entre las manos: desayunar pan es una de las formas más saludables de empezar el día.

Cierto es que en Tu Web de Nutrición somos muy partidarios de hacer del pan un alimento básico de nuestra cocina, así lo contábamos aquí. Pero también somo devotos del alimento considerado pilar de la Dieta Mediterránea, el aceite de oliva. En la Guía de la alimentación saludable de la Sociedad Española de Nutrición comunitaria (SENC) y de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (SEMFYC) se recomienda que la cantidad diaria de aceite de oliva sea de 3 a 6 cucharadas (30-60 ml). En este desayuno proponemos una ración pequeña, 5ml, que son suficientes para una rebanada de pan.

En lugar de leche hemos incluido una loncha de queso, para proponer una alternativa de lácteo distinta a las de otros desayunos ya planteados. En este caso el queso es semicurado; cuanto más curado, mayor valor energético. Por tanto, si queremos reducir el valor calórico del desayuno podemos poner cualquier otro queso más tierno, o incluso queso de Burgos o queso fresco, que es el más ligero de todos ellos.

Como fruta hemos escogido el kiwi. En la imagen aparece medio, pero el peso corresponde a uno entero. El kiwi es una de las frutas con mayor contenido en vitamina C (casi el doble que la naranja) y su fibra tiene un gran poder regulador del tránsito intestinal.

Pan, fruta, lácteo, aceite de oliva. Y para completar lo que se considera un desayuno completo, un alimento proteico, en este caso una loncha de jamón de pavo. Hemos optado por la opción más ligera, porque queremos ayudar a quienes desean perder peso, pero un buen jamón del país es una opción estupenda para firmar un desayuno ideal.

Hemos tratado de ofrecer versiones realistas de lo que es un desayuno típico en cualquier hogar español, pero no nos cerramos a otras versiones saludables y las combinacines de desayunos posibles son infinitas. Pan de molde, churros, chocolate, huevos, queso fresco, frutas en almíbar, croissants, panqueques, muesli, mediasnoches, en fin, una infinidad de alimentos que también forman parte de nuestra alimentación y a los que no queremos ni debemos renunciar. Nuestra intención con esta serie de posts ha sido demostrar que si se quiere cuidar la línea o perder peso, no es necesario renunciar a un gran desayuno como este de hoy, que os invitamos a hacer habitualmente, porque es ligero y equilibrado.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: