¿Se puede volver a congelar algo descongelado?

¿Puedo volver a congelar algo descongelado? Los nutricionistas no nos cansaremos de responder a esta pregunta: no, no se debe. ¿Por qué?

Congelar algo descongelado

No se debe volver a congelar algo descongelado previamente porque la congelación es un proceso que no esteriliza, es decir, no destruye los agentes patógenos presentes en los alimentos. Tampoco se detiene totalmente el envejecimiento natural que la materia orgánica sufre a lo largo de su vida, así que, aunque los procesos de deterioro se ralentizan, las propiedades organolépticas (olor, color, sabor, textura) van a ser modificadas. Un alimento congelado sufrirá un lento proceso de oxidación o de hidrólisis porque los enzimas no se destruyen. Por esta razón, las grasas pueden enranciarse y las propiedades de textura, olor y color de las verduras se ven alteradas.

A pesar de que la congelación es un buen sistema de conservación de los alimentos, no es eterna; el tiempo de conservación dependerá de los grados que sea capaz de alcanzar nuestro congelador. A partir de -4ºC se detiene la proliferación de microorganismos patógenos y a partir de -18ºC la acción de los enzimas.

Pero hay que tener mucho cuidado y tratar de mantener la cadena de frío intacta para que no se formen descongelaciones parciales y cristalizaciones, quemaduras por frío, alteraciones del sabor y textura o contaminaciones microbianas. Todas estas cosas suceden en cuanto se recupera la temperatura.

Por estas razones los alimentos descongelados no deben volver a descongelarse. ¿Ni siquiera cuando están cocinados? Si bien es cierto que al cocinar un alimento se destruye gran parte de los microorganismos que contiene, estos no se destruyen en su totalidad, y las propiedades gustativas así como la textura se verán profundamente dañadas cuando el alimento se ha congelado, descongelado, cocinado y vuelto a congelar. Así que, aunque congelar de nuevo en este caso no sería insalubre desde el punto de vista de la carga bacteriana, la profunda alteración de la estructura molecular que sufriría este alimento hace que no podamos aconsejar este procedimiento. Definitivamente lo desaconsejamos.

Si quieres conocer bien el proceso de congelación y descongelación de los alimentos, te recomendamos visitar esta entrada y las siguientes sobre este tema del blog Gominolas de petróleo, que es Doctor en Ciencia y Tecnología de los alimentos y hace una exposición muy sencilla y detallada de lo que yo te acabo de resumir.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: