¿Por qué engordamos?

Pasamos toda la primavera tratando adelgazar, a la espera de la temida operación bikini, y al llegar al mes de julio nos hemos dado cuenta de que la báscula ha recuperado la marca previa al verano, o incluso vemos con horror que hemos superado el peso anterior. No nos hemos dado ni cuenta, no sabemos, en realidad, por qué engordamos. Te dices: «Para lo que como, no debería ganar tanto peso.» En Tu Web de Nutrición te explicamos dónde se esconden todas esas calorías.

Es cierto, existen algunos hábitos que poseemos -y de los que no tenemos ninguna consciencia- que hacen que el consumo energético de nuestra dieta sea superior al gasto, causante de esa reserva de grasa que tanto nos disgusta. En entradas anteriores hemos tratado de mostrar de forma gráfica dónde se encuentran ocultas algunas de esas trampas, lo explicábamos en nuestro apartado Contando calorías, para los aperitivos y para las ensaladas y próximamente lo veremos en otro tipo de alimentos de consumo habitual.

Puede resultar un poco complicado hacer un examen de conciencia, por así decirlo, calórico. ¿Dónde fallamos cada uno de nosotros? Si preguntásemos al gran público, sería fácil de hacer un primer descarte entre «los de dulces» y «los de salados». Probablemente suprimiendo el consumo excesivo de los alimentos más tentadores para cada uno de nosotros, el objetivo de controlar el sobrepeso se conseguiría.

Aunque para una valoración personalizada te recomendamos que nos hagas una consulta a  info@tuwebdenutricion.com, a continuación vamos de darte unas nociones básicas; si eres capaz de aplicarlas a tu persona, podrás conseguir la clave de tu control de peso.

  • Toma consciencia de todo lo que comes. ¿Quieres hacer una prueba? Durante una semana toma nota de todo lo que has comido, incluyendo en la lista las cantidades de cada alimento. Por poner un ejemplo: he comido bombones. ¿Cuántos? Uno, dos, cuatro. Un sólo bombón como este tiene 72 calorias. ¿Cuatro bombones? ¡Casi 300!
    Por qué engordamos
  • Lee con atención las calorías de los alimentos que consumas; te ayudará a decantarte por el alimento adecuado.
  • Conocer el valor calórico de los nutrientes te ayudará a saber cuáles son los alimentos más energéticos:

Hidratos de Carbono: 4 calorías por gramo
Proteínas: 4 calorías por gramo
Grasas: 9 calorías por gramo.

Si tenemos en cuenta que productos como las chucherías son, prácticamente 100% azúcar, una bolsita de chucherías de 100 g contendrá 400 calorías, a las que llamamos calorías vacías porque no aportan ninguna clase de nutrientes. Es decir, puedes vivir sin ellas, lo único que haces cuando las consumes es engordar. Otro ejemplo es el alcohol, que con sus 7 calorías por gramo nos aporta una energía totalmente prescindible. Y no olvides los refrescos, una lata de refresco de cola tiene casi 140 calorías, un brik de zumo de piña a base de concentrado, 102.

  • Si prescindes habitualmente del consumo de alcohol y de azúcares y aún así ganas peso,  tal vez deberías revisar la cantidad de aceite que utilices para cocinar; si una cucharada sopera de aceite contiene 88 calorías, para poder evitar el sobrepeso será determinante que tengas prudencia en su utilización.
  • Los productos llamados Light contienen, por norma, un porcentaje de calorías inferior al del producto estándar. Eso significa más bien poco en el caso de alimentos altamente calóricos y en otros, resulta muy interesante porque la reducción de grasas y azúcares es destacable. Deberás observar cada uno de forma individual.
  • No te saltes comidas; evitarás picar entre horas y darte un atracón cuando vuelvas a comer.

Esperamos haberte ayudado a resolver tus dudas. Si ya sabes qué es lo que te hace pecar a ti, puedes contárnoslo en un comentario en este post o a través de nuestro Facebook, Twitter ,Google+ o Instagram.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: