Hidratarse

image

Los consejos para hacer frente a las temperaturas extremas de estos días nos recuerdan que hay que beber mucho. Incluso cuando no hace calor, nos  repiten constantemente que debemos beber unos ocho vasos de agua cada día como mínimo para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Hidratarse es fundamental para la vida de todos los seres del universo. Si hacemos dieta para adelgazar, el agua forma parte importante de los hábitos aconsejados.

Y también es cierto que alcanzar esos dos litros de líquidos al día puede resultar complicado.

En Tu Web de Nutrición vamos a ayudarte con algunos consejos:

     El agua es la mejor forma de hidratarse. Tomarla entre 10 y 22ºC es lo ideal. En verano, una temperatura fresca nos ayuda a combatir el calor, además de reponer lHidratarse íquidos.

     No obstante, en algunas ocasiones, el agua puede no ser suficiente; si se ha padecido un episodio de diarreas o una deshidratación a causa de una sudoración importante, se hace necesario tomar zumos (de naranja, manzana, tomate, limón…) o caldos de verdura o infusiones (té, café, entre otras), para recuperar las sales perdidas.

     La fruta es muy rica en agua. En el Top 10 en porcentaje: fresa, sandía, pomelo, melón, melocotón, nectarina, piña, naranja, frambuesa. Debemos tener en cuenta, sin embargo, que la fruta es también azúcar, así quienes quieran cuidar su línea o tengan problemas de diabetes o resistencia a la insulina, deberán buscarse otra forma para hidratarse.

     ¿Y la cerveza? El alcohol, en general, debe rechazarse para recuperar líquidos, porque puede agravar la deshidratación. No debemos confundir el efecto calmante sobre la sed por la baja temperatura de la bebida y el toque amargo del lúpulo con el efecto global sobre el organismo. Así que, aunque te hayas tomado una cervecita fresca, seguramente necesitarás más líquidos. Además, su contenido alcohólico oscila entre el 3 y el 10%. Esto hace que una caña tenga unas 90 calorías, no lo olvides si quieres cuidarte. Una buena alternativa son las cervezas 0,0

     Respecto a los refrescos, no resultan en absoluto recomendables para hidratarse por el contenido de azúcar que contienen. Eliminar esa cantidad de glucosa requiere más agua de la que aporta el propio refresco. Los refrescos edulcorados podrían ser un buen sustituto, pero debemos tener en cuenta que jamás sustituirán a las frutas por las cantidades ínfimas de jugos naturales que contienen. Las bebidas isotónicas pueden resultar útiles para reponer los iones perdidos bruscamente por un sobreesfuerzo o insolación.

Como medida de precaución, te aconsejamos tomar líquidos a lo largo del día, especialmente antes de realizar una actividad física importante y disponer de agua a tu alcance mientras la realizas. Si tienes poca sed, ayúdate dejando a la vista un botellín de agua, de forma que te resulte más fácil acordarte de beber. Y si tu problema está en la posibilidad de eliminarla después, por ejemplo durante la jornada laboral o en tu lugar de vacaciones, planifica los lugares y los tiempos para poder ir al baño, pero no dejes de beber, tu piel, tus riñones, la circulación de tu sangre y todo tu organismo en general lo agradecerán.

¿Y los niños? Aconsejamos que, por sistema, enseñemos a los niños que el agua es la mejor forma de saciar la sed. Los refrescos y zumos no la sustituyen bajo ningún concepto, deben ser únicamente una excepción en su dieta.

Si, a pesar de todo, tienes dificultades, no dudes en contactarnos info@tuwebdenutricion.com

NOTA DE LA AUTORA: Según nos contaba una seguidora de este blog, existe una app para móviles que te recuerda que debes beber agua. Te dejamos el enlace aquí

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: